Preguntas Frecuentes

No son pocos los que, sólo con escuchar la palabra “dentista”, ya se echan a temblar. Nuestra cabeza asocia esta idea a la de dolor y, reconozcámoslo, muchas veces retrasamos nuestras visitas al odontólogo por simple temor.

 

  •  

Te recordamos también que, el Departamento de Atención al Paciente está, igualmente, a tu servicio, para explicarte cualquier aspecto de tu tratamiento que pueda generarte alguna duda. No dudes en consultarnos antes, durante el tratamiento o después del mismo.

 

¿Por qué tenemos siempre tanto miedo a ir al dentista?
Normalmente tenemos miedo a aquello que desconocemos. Las personas siguen teniendo el concepto de que el dentista les va a producir dolor y gracias a las técnicas anestésicas utilizadas a día de hoy el tema del dolor es algo que ya está olvidado.
¿Qué hay que hacer para superarlo?
Desde Soler Dental le decimos que no se preocupen de nada, que somos profesionales preparados, que siempre hacemos las cosas lo mejor posible, y que nuestro objetivo es conseguir los mejores resultados en nuestros tratamientos tanto para la satisfacción del paciente, como para nuestra propia satisfacción personal.
¿Cómo calmamos los nervios de nuestros pacientes?
El dialogo es fundamental en estos casos, personalmente me gusta dedicar tiempo para conocer a mis pacientes, que se sientan cómodos, explicarles los pasos del tratamiento y las expectativas de éste.
¿Cuáles son los cuidados básicos que debemos llevar regularmente?
Hay que dividirlos en dos grupos. Por un lado, los cuidados en casa, donde hay que cepillarse los dientes tres veces al día un mínimo de 2 minutos cada vez y pasar el hilo dental entre todos los dientes de una manera correcta. Y por otro los cuidados por parte del Odontólogo, que consisten en hacerse revisiones cada seis meses, de forma que tengamos controlado el estado de los dientes y la boca en general, pudiendo prevenir posibles patologías.
¿Hay alguna clave para conseguir “la sonrisa perfecta”? ¿Con los cuidados oportunos desde temprana edad se puede lograr?
Con los avances existentes en el campo de la odontología, bien sea por medio de la cirugía oral, la ortodoncia, los blanqueamientos, las protesis dentales o los implantes, podemos tener la sonrisa que deseemos.
¿A qué edad debemos empezar a ir al dentista?
Lo normal es que a los 2 años los niños comiencen a ir al dentista, de forma que se les enseñe a hacerse el autocepillado, se haga una revisión, y se comience con tratamientos de fluor.