Tus pies en buenas manos

Desde Soler Dental y Podología os informamos que ya tenemos disponible el servicio de PODOLOGÍA.

creatividad-soler-podologia-01

Y para celebrarlo te ofrecemos un 20% de descuento en el servicio de Quiropodia (corte, fresado de uñas y eliminación de callos y durezas).

Precio habitual: 25€, precio con 20% de descuento: 20€

Aprovéchate de esta promoción hasta el 30 de septiembre de 2016

Los ñiños y su 1ª vez en el dentista

Los padres que conocen la importancia de la higiene bucal se aseguran de que sus hijos disfruten de una atención dental regular.

creatividad-soler-promo-05

Se estima que el 80% de la población tiene miedo al dentista,convirtiéndose en un 15% de los casos en verdadera fobia, un miedo extremo. En realidad no es un miedo que no está basado en una experiencia dolorosa o traumática en la consulta, sino un temor a lo desconocido.

Te damos algunos consejos para preparar a tus hijos antes de ir al dentista por 1ª vez.

Hablar sobre los dientes y el cuidado dental:

• Al hablar con los niños sobre cómo cuidar los dientes, también podemos introducir poco a poco la idea de visitar al dentista. Hay libros y vídeos de niños que hablan de las visitas al dentista y explican los procedimientos de odontología de manera que otros niños pequeños lo puedan entender. Como padres, debemos describir una visita al dentista como una nueva y emocionante aventura para que ellos puedan disfrutar con la experiencia.

• Es importante que la relación entre el niño y el odontólogo sea natural. Las visitas a la consulta deben formar parte de su rutina como ocurre con las visitas al pediatra. La primera visita al dentista debe tener lugar cuando sale el primer diente. Si desde entonces se mantiene una periodicidad de seis meses, el odontólogo formará parte del universo de la salud del niño. Si no le has llevado aún, como muy tarde debe visitar al odontólogo a los tres años,cuando se estima que ya tiene todas las piezas dentales.

• Los padres también han de cumplir esta rutina. Si tus hijos ven que vas al dentista periódicamente, que te dejas tocar los dientes y que no tienes miedo a los procedimientos y le explicas que no duele nada ni durante ni después, lo aceptará con más facilidad.

• Hay que procurar que el pequeño vea con naturalidad las visitas al dentista, para que así no le extrañe el espacio, el instrumental, las instalaciones… Y para ello son fundamentales los primeros contactos. Escoge una clínica con personal especializado en el trato con niños, que cuente con juegos o pantallas de vídeo y música para entretenerles mientras esperáis…

• Si se ha portado bien, no está de más que le des un pequeño regalo: un juguete con detalle dental, unas pegatinas, un sobre de cromos… Ha sido un/a verdadero/a campeón/a y merece su “premio”.