Ahora en Soler Dental también Podología

Contamos con la colegiada Inmaculada Reina Martín, gran profesional que reúne los conocimientos, destrezas y aptitudes necesarias para la realización de las actividades dirigidas a la prevención, diagnóstico y tratamiento de las afecciones y deformidades de los pies, mediante procedimientos terapéuticos podológicos.

cuadro-podologia-01

En el Servicio de Podología de Clínica Soler te proporcionamos todos los cuidados que precisan tus pies, con nuevos y avanzados servicios, para garantizar tu salud y tu completo bienestar.

Nuestra salud bucal en las vacaciones

Durante las épocas de vacaciones lo único que queremos hacer es descansar y pasarlo bien.
 
Sin embargo, descansar se puede convertir en sinónimo de descuido, y es que se cambian los hábitos como los alimenticios o los de higiene, entre los que se encuentra la bucal, a la cuál muchas veces se le da poca importancia.
creatividad-soler-verano-03
Sigue estos 5 consejos para no perjudicar nuestra salud bucodental durante estos meses:
  1. No olvides el cepillado de dientes diario. Es muy importante mantener la higiene dental también en verano, aunque el resto de nuestros hábitos no sean los mismos. Es necesario cepillarse los dientes después de cada comida y, además, hacer uso del hilo dental y colutorio. Si te vas de viaje durante unos días, una buena idea es llevarte un Kit de Viaje de tamaño más pequeño con todo lo que necesitas.
  2. Consume zumos de frutas naturales y frutas como el melón y la sandía, alimentos como el pescado, el marisco y el tomate, o productos lácteos que ayudan a prevenir muchos problemas bucodentales. Durante el verano, comemos más alimentos con azúcares, y por lo tanto, las posibilidades de aparición de caries aumentan considerablemente. De esta forma, intenta evitar las bebidas con gas y con azúcar y reducirás las probabilidades.
  3. Modera el consumo de café, té y vino. Durante las vacaciones las comidas, las barbacoas y las sobremesas son muy habituales, y el consumo de este tipo de bebidas aumenta. Es importante tener en cuenta que su ingesta excesiva puede provocar que nuestro esmalte dental se oscurezca.
  4. Disminuye los cambios bruscos de temperatura en las comidas. En esta época del año consumimos muchos más alimentos y bebidas frías, hecho que provoca molestias y la conocida hipersensibilidad dental. Para evitarlo, cepíllate los dientes tras su consumo -preferiblemente antes de una hora- mediante movimientos de rotación suaves o de barrido desde la encía al diente, sin hacer demasiada fuerza. Una opción también puede ser recurrir a pastas o geles dentífricos específicos para el tratamiento de los dientes sensibles.
  5. Hidrátate bien. Consume como mínimo 1,5 litros de agua al día. La saliva es un protector de nuestros dientes y también actúa como un potente desinfectante. La falta de saliva hace aumentar la creación de placa bacteriana, lo que puede provocar el desarrollo de infecciones en nuestras encías.