¿Notas sensibilidad dental?

Si cuando tomas algo muy frío o muy caliente sientes molestias en los dientes, mucho cuidado, es posible que estés sufriendo de sensibilidad dental. Esta se produce por la exposición gradual de la parte más blanda del diente que se encuentra debajo del esmalte, la dentina o también llamado marfil.

La dentina tiene minúsculos conductos que contienen los extremos de los nervios y están llenos de líquido. Tomar alimentos o bebidas a temperaturas opuestas puede provocar que el líquido se mueva y que los nervios reaccionen como respuesta. Eso nos provoca pinchazos molestos o dolores agudos.

Soler-Dental-Creatividad-02

Si os preguntáis qué motiva la sensibilidad dental, hay varios factores que pueden afectar y provocar su aparición:

1 – Cepillarse los dientes de manera agresiva. Tan malo como no cepillarse los dientes es hacerlo con demasiada frecuencia y de manera brusca. Podemos desgastar el esmalte del diente y la retracción de las encías, dejando más al descubierto la dentina.

2 – Gengivitis. La enfermedad de las encías, que provoca que estas se inflamen, puede hacer que suframos de encías sensibles. La dentina puede quedar expuesta y rápidamente sentiremos las consecuencias.

3 – Bruxismo. Aquellas personas que rechinan los dientes cuando duermen o que los aprietan durante el día pueden estar desgastando el esmalte y exponiendo la capa de dentina subyacente al diente.

4 – Encías retraídas. Una encía retraída cerca del diente sensible puede dejar al descubierto la dentina y causar esa sensibilidad. Las encías retraídas se producen cuando nos cepillamos con demasiada fuerza y con mucha frecuencia.

Si quieren prevenir la sensibilidad dental, en Soler Dental podemos ofreceros algunos consejos, como expertos en salud bucodental: mantener una buena higiene, con cepillado y limpieza con seda dental, usar dentífrico para la sensibilidad, no cepillarnos de manera agresiva, usar cepillos más suaves, tener cuidado con comidas ácidas, usar productos dentales con flúor y enjuagues bucales, evitar rechinar los dientes.

Al más pequeño síntoma de sensibilidad es recomendable que pidáis cita. En ‪#‎SolerDental‬ Dental tenemos una amplia experiencia en Odontología y os podremos ayudar a mejorar y aliviar esas molestias.

Blanqueamiento Dental

Los consejos de Soler Dental si quieres hacerte un blanqueamiento dental:

creatividad-soler-dental-consejos-1

1.- Un blanqueamiento dental es un tratamiento odontológico, no es un tratamiento meramente estético que se puede hacer en cualquier lugar. Es decir, es un tratamiento por el que puedes modificar el color de los dientes haciéndolos más claros que debe ser efectuado por un dentista colegiado que será quien diga los requisitos previos de salud que debemos cumplir.

2.- El odontólogo será el que seleccione la técnica utilizar: tratamiento en la consulta o domiciliario, en casa, autoaplicándose blanqueadores, pero siempre bajo el control estricto por parte del dentista. Podrá visitar al especialista cada semana, cada quince días, etc., dependerá del caso.

3.- El profesional nos debe hacer un diagnóstico previo. Debe ser una persona que controle que todo funcione correctamente, que no hay peligro ni para las encías, ni para los tejidos blandos, ni para los dientes. Debe ser el que compruebe que todo se hace adecuadamente, que no se está utilizando demasiado producto y que monitorice y siga el tratamiento de forma directa.

4.- Normalmente, no es doloroso. Es posible que en algún paciente con sensibilidad extrema pueda sentir dolor, pero se produce como la sensibilidad a un helado o a una bebida muy fría. Además, sabiéndolo se puede pretratar para que no suceda o controlarlo para evitar que vaya a más o que llegue a ser molesto. Habitualmente es momentáneo y se soluciona de forma espontánea. En ocasiones es necesario hacer algún tipo de medida ya sea referente a modificar la pauta de tratamiento o utilizar colutorios o pastas dentífricas que colaboren en hacer que la sensibilidad se atenúe y llegue a desaparecer.

5.- Una leyenda es que puede dañar el esmalte, pero si el blanqueamiento se efectúa de forma correcta siguiendo las instrucciones del dentista, se emplea un producto seguro, con una regulación sanitaria, vendido por empresas adecuadas, no es peligroso, es decir, no se daña el esmalte si se administra correctamente.

6.- Internet es el caballo de batalla de los profesionales. Está prohibido por ley vender directamente online a los pacientes productos blanqueadores. Si se hace desde una web en España o lo vende un comercio español es un delito, aunque se pueden comprar en el extranjero con el riesgo para la salud que supone. Y, además, todo blanqueamiento realizado en un lugar no autorizado (es decir, un lugar que no sea una clínica odontológica) puede tener graves consecuencias para nuestra boca. Se podrían dañar todos los dientes de forma severa.

7.- Uno de los principales factores que hace oscurecer el color de los dientes es el paso del tiempo. Si se blanquea un diente, con el tiempo volverá a oscurecerse (no como al estado inicial pero sí se oscurecerá). Para que ese grado de blanqueamiento perdure en el tiempo se deberán tomar medidas de mantenimiento, incluso, con el tiempo, algún retratamiento.

8.- Por otra parte, hay alimentos y bebidas que influyen en el color de los dientes antes, durante y después del blanqueamiento pero realmente lo que más influye son tomar medidas higiénicas inadecuadas. Debemos evitar bebidas que manchen y si no es posible realizar un buen cepillado tras la ingesta, así como controlar las dietas con alimentos con mucho colorante.

9.- También debemos evitar fumar. Pero si fumas, el blanqueamiento puede ser mucho menos eficaz. En las personas que fuman o mascan tabaco, combinado con una mala higiene bucal, es más fácil que el diente se oscurezca. Este tipo de oscurecimiento es menos importante que el que se produce a otro tipo de factores ya que éste es a nivel externo. Los colores graves de los dientes van asociados con factores que oscurecen el diente desde dentro, tipo enfermedades, toma de medicación, problemas dentales que hacen que el diente modifique el color de una forma más severa…

10.- Y un último mito que debemos desterrar trata sobre las pastas de dientes blanqueadoras. No hay pastas de dientes blanqueadoras, simplemente devuelven el diente a su color original pero no llegan a blanquear. Las pastas realmente blanqueadoras no se pueden comprar en farmacias, en grandes superficies o por Internet porque son productos blanqueadores en forma de pasta y sí que pueden llegar a blanquear pero debe ser un dentista quien los facilite y explique la forma de manejo.

Infórmate en el 854 52 05 86